Armonía fusionando este salón y cocina

Integrar visualmente ambas salas es una solución perfecta para ganar espacio y luz en cualquier tipo de proyecto de interiorismo que hagas. Para ello, es imprescindible crear una unidad óptica siguiendo una línea de acabados y tonalidades neutras. De esta forma, ambos espacios nos permitirán evitar un gran número de desplazamientos así como beneficiarnos de la luz natural de los dos ambientes.

Para sus sofás se ha elegido una tonalidad grisácea muy clara, mientras que para su sillón se ha optado por un gris más oscuro. Asimismo, la combinación de estos con la madera de sus estanterías, mesa y mueble auxiliar transmiten belleza, calidez y armonía. Sus textiles en tonos oscuros y fosforitos marcan el contraste sin alterar el equilibrio en la estancia. Lo último en tendencia, es colocar muebles bajos para adaptar la televisión así como para aumentar el almacenaje, haciendo que el salón quede más amplio y visual.

En definitiva, en estos casos se debe reproducir y plasmar los mismos tonos en la cocina de diseño y en el salón, con el fin de que parezca un único espacio. Sin embargo, en este caso la limitación de los ambientes se produce por la diferenciación del pavimento porcelánico de la cocina frente a la tarima en imitación a la madera del salón.

¿Quiere que le llamemos?