Expresión de luz y perspectiva

Un espacio abierto, techos altos y unos grandes ventanales sugirieron la realización de una reforma integral llevada a cabo por nuestro equipo de Docrys & DC. Nuestro objetivo principal fue plasmar las últimas tendencias decorativas así como conseguir un estilo de lo más actual.

Esta vivienda situada en Madrid Centro ofrece soluciones muy creativas como sus estructuras compactas, con el fin de crear distintos ambientes dentro de un mismo espacio. Este es el caso de las barras metálicas que limitan el hall, la cocina y el salón, aportando de esta manera, un toque industrial ideal para contrastar con los tonos claros de su mobiliario y paredes.

Siguiendo una línea minimalista y contemporánea se optó por la aplicación del modelo Line Estratificado Blanco Innsbruk de Cocinas Santos para la cocina. Gracias a su distribución en L, ofrece una generosa superficie de trabajo dispuesta de forma continua y recta. Con su encimera realizada en Dekton Venus, además de proteger el mobiliario, proporciona solidez visual al conjunto. Destacan también sus espectaculares columnas hasta el techo ofreciendo una alta capacidad de almacenaje y organización en su interior. Junto a ella, se abre una enorme mesa en madera y sillas blancas que continúa la suave y fluida arquitectura.

Adentrándonos a través de sus pasillos, llegamos al baño principal cuyo principal protagonista es el juego de alicatados de diferentes texturas situado en una de las paredes del conjunto. El suelo porcelánico gris combina a la perfección con el blanco de sus muebles cerámicos, llamando especialmente la atención sus lavabos de formas redondeadas. Estos se integran dentro del geométrico mueble de superficies lisas conformando un mismo elemento. Lo mismo ocurre con su baño infantil, a excepción de que el material utilizado para su mueble colgante es el Roble, contrastando ligeramente con los alicatados en blanco y gris. Ambos se encuentran equipados con duchas de mamparas transparentes y hornacinas, aumentando la amplitud visual y almacenaje de la estancia.

Para su habitación principal se ha aprovechado al máximo uno de sus rincones, en el que se abre un espectacular armario hasta el techo conformado por diferentes columnas de líneas rectas en color blanco. Un color que se entremezcla con una gama de tonos grisáceos dispuestos en textiles, paredes y diversos accesorios. Por otro lado, para la habitación infantil se han elegido tonos pastel repartidos entre los diferentes elementos que la integran, destacando su cabecero de terciopelo rosa.

Uno de los detalles más importantes son sus enormes tiras de luz LED repartidas a lo largo de toda la vivienda iluminando y delimitando cada ambiente a la vez que configuran personalidad y amplitud.

El diseño de este proyecto de interiorismo es una expresión de luz y perspectiva que alcanza a todos los sentidos, gracias a la disposición de un espacio continuo dominado por un estilo propio, sencillo y contemporáneo.

¿Quieres realizar tu propio proyecto?

¿Quiere que le llamemos?