Solicitar Presupuesto

7 opciones duraderas para suelos de cocina

Entre los derrames y goteos, el calor y los utensilios caídos, así como la cantidad constante de huellas, el suelo en este espacio debe ser capaz de manejar múltiples peligros y verse bien mientras lo hace. No todos los materiales son adecuados para esta ubicación, y algunos materiales durarán más tiempo, con menos mantenimiento, que otros. Equilibrar el estilo, la función y la comodidad es la clave para tomar la decisión correcta. Estos siete materiales diferentes para suelos son buenas opciones a considerar.

Madera

La madera es, por naturaleza, un material para suelos muy duradero en la mayoría de las áreas de la casa, pero tiene limitaciones en todas las áreas susceptibles a la humedad, y eso incluye las cocinas. Durante muchos años, la madera se consideró una mala elección para lugares como baños y cocinas, donde la humedad es un problema. Sin embargo, los pisos de madera están experimentando un renacimiento como material para suelos de cocina, gracias a los selladores modernos y los acabados de poliuretano que lo hacen mucho más duradero.

Aún así, cualquier piso de madera, ya sea de tablones de madera maciza dura o de suelos de madera de ingeniería que tengan una chapa de madera dura, es más susceptible a los problemas de humedad y manchas que otros materiales para suelos.

Con los suelos de madera en la cocina, verá que el material cambia y se degradará un poco con el tiempo. A medida que se produzcan derrames y salpicaduras, habrá manchas inevitables. Sin embargo, a algunas personas les gusta el aspecto envejecido de un piso de madera muy usado, encontrando que la personalidad de los defectos es mejor que su perfección original. Y con los pisos de madera, siempre tiene la opción de lijar y pintar el piso para que se vea como nuevo una vez más.

suelo de cocina de madera

Bambú

Similar al aspecto de la madera, el bambú es en realidad más duro que la madera, y su proceso de fabricación lo hace más resistente a la humedad y al daño causado por el agua. Es una opción cada vez más popular para las cocinas, ya que es considerablemente más duradera que la madera. El inconveniente del bambú es que es algo más caro que la madera y es más difícil repararlo porque no hay una dirección natural del grano en el material. Si bien el acabado puede ser posible, generalmente requerirá la asistencia de un profesional.

Baldosas de cerámica

La baldosa de cerámica, un material hecho de arcilla natural que tiene forma, esmaltado y cocido bajo calor, es un material para suelos extremadamente duradero, que es muy duro e impermeable al agua y las manchas. Las baldosas de cerámica, incluida la porcelana, son resistentes al calor y a la rotura, y en condiciones normales, pueden durar indefinidamente con poco cambio en su aspecto a lo largo del tiempo. Las baldosas cerámicas también están disponibles en numerosos colores, patrones naturales falsos, así como tamaños, formas e incluso mosaicos, lo que le brinda una gran variedad de opciones de diseño. ¿Desventajas de la baldosa cerámica? Puede ser un material de construcción algo frío para nuestros pies, aunque esto puede remediarse con un sistema de calefacción radiante instalado debajo de las baldosas. Algunas personas también consideran que las baldosas de cerámica son demasiado duras, aunque esto se puede abordar con alfombras.

suelo de cocina de azulejo

Hormigón

Si tiene una cocina a nivel del suelo, el hormigón puede ser otra opción económica y duradera para su cocina. En algunos casos, una losa de hormigón ya estará colocada debajo de los revestimientos de pisos existentes. Esta superficie se puede pulir, teñir o tratar de diversas maneras para que sea un piso elegante y atractivo para la cocina. Si no hay una losa ya disponible, se puede hacer un nuevo vertido sobre las superficies del contra suelo. Los suelos de hormigón son especialmente apropiados en las cocinas de estilo moderno. Los inconvenientes incluyen algunos de los mismos problemas que se encuentran con los azulejos de cerámica: los suelos de hormigón son algo fríos y pueden ser demasiado duros para algunos gustos. El aprecio por el aspecto del hormigón no es compartido por todos: el suelo de la cocina de hormigón a veces puede ser un inconveniente cuando llega el momento de vender su casa.

Azulejo de piedra natural

Aquí hay un material para suelos que es duro como la roca. La piedra natural en realidad es roca, lo que la convierte en una solución de pisos duradera y duradera para la cocina. Las opciones de suelos de piedra natural incluyen mármol, granito, pizarra, piedra caliza, travertino y arenisca. La piedra natural lo convierte en un suelo de aspecto muy lujoso; El granito y el mármol, en particular, tienen un veteado atractivo que crea un suelo que es completamente único en apariencia.

Los suelos de piedra natural generalmente son una ventaja cuando llega el momento de vender su casa, ya que son una señal de lujo. El inconveniente de la piedra es que es porosa y, por lo tanto, es susceptible a la penetración de manchas de agua y líquidos, un problema común en la cocina. Sin embargo, la aplicación anual de un sellador de piedra penetrante de calidad puede crear una capa invisible de protección sobre la piedra, evitando estos problemas.

Sin embargo, el sellador tendrá que volver a aplicarse regularmente. Diferentes tipos de piedra tendrán diferentes propiedades en cuanto a dureza, resistencia al rayado y durabilidad a largo plazo. La pizarra y el granito, si se sellan y mantienen adecuadamente, pueden durar décadas. El travertino y la arenisca son más propensos a desgastarse con el tiempo, pero aún pueden durar muchos años. El mármol, especialmente el mármol pulido, será el más rápido de degradar con rasguños y manchas.

suelo de cocina

Linóleo

El linóleo es un material que fue muy popular en las cocinas hace 50 años, y está regresando hoy. Hecho de todo el aceite de linaza natural, el linóleo es ecológico, fácil de limpiar y mantener. Si se cuida adecuadamente, una instalación puede durar más de 40 años. El inconveniente de los suelos de cocina de linóleo es que este material es susceptible de dañarse si se sumerge en agua. Durante el uso diario normal, debería estar bien, pero si se produce una inundación debido a la rotura de un aparato o al estallido de una tubería, toda la instalación puede arruinarse. También debe evitar las opciones de linóleo de baja calidad en el sótano, ya que pueden doblarse cuando se enfrentan a la humedad.

 

Vinilo

El vinilo es una de las soluciones para suelos de cocina más fáciles y versátiles. Este material fabricado por el hombre es casi impermeable a las manchas, daños y problemas de agua, y limpiarlo es tan fácil como mantenerlo libre de suciedad al barrer o aspirar. Algunos fabricantes de vinilo ofrecen garantías sobre este material por un período de hasta 20 años. En verdad, aunque este material a veces dura tanto tiempo, por lo general comienza a desgastarse y desvanecerse después de unos 7 a 10 años de uso activo en una cocina. Pero el vinilo es uno de los materiales para suelos más económicos y amigables con el bricolaje. Es una muy buena opción para muchas cocinas, especialmente aquellas que tienen un gran uso familiar. Espera reemplazarlo cada década o así.

Si estas pensando en cambiar el suelo de tu cocina o elegir uno para tu próxima obra nueva solicita un presupuesto y nuestro equipo de especialistas se pondrá en contacto contigo.

 

91 307 12 07 ¿Quiere que le llamemos?