Cómo iluminar correctamente la cocina

El mejor proyecto de iluminación es el que permite realizar cada actividad de forma cómoda y agradable. En Docrys & DC te contamos todo lo que debes saber.

cómo iluminar tu cocina


Diseñar la mejor iluminación para nuestra cocina depende de muchos factores, no todos ellos meramente prácticos o funcionales. La cocina es cada vez más un espacio que aglutina distintas actividades más allá de la preparación de los alimentos; también es zona de reunión, salón y hasta espacio de trabajo. Sobre la base de una buena iluminación general que llegue a todos los rincones sin crear zonas de sombra ni deslumbramientos y que ofrezca una fiel reproducción de los colores, conviene incluir luces puntuales sobre las zonas de trabajo así como ambientales que aporten calidez.

consejos para iluminar tu cocina


Diseñar un proyecto de iluminación que garantice un uso práctico, cómodo y seguro del espacio, que optimice el consumo eléctrico y que genere la atmósfera deseada resulta necesario en estancias como la cocina, en la que se llevan a cabo actividades de lo más variadas.

Teniendo claro el uso que se le va a dar, ¿cuál sería el camino que habría que seguir? “Lo primero es analizar el espacio, tanto los metros cuadrados como las diferentes superficies. Tendremos que empezar por decidir si queremos crear distintas zonas lumínicas o si preferimos una iluminación general homogénea”.

iluminar tu cocina


Los focos empotrables o downlights son una de las mejores opciones para crear la iluminación general. “Son los más adecuados para los falsos techos y aportan una luz muy homogénea. Si no fuera posible este tipo de instalación también se puede usar los de superficie que, colocados correctamente, evitan la sobresaturación de luz y las sombras.

Para calcular la prioridad y necesidad de luz, hay que valorar el impacto que tendrá sobre las dos superficies que se va a iluminar: las encimeras y el suelo. La luz no afectará de la misma manera a ambas.

tips iluminar tu cocina


Resuelta la iluminación general, conviene centrarse en las distintas áreas de uso.
“Las zonas destinadas a la manipulación y cocción de los alimentos requieren una luz potente. Recomendamos que ésta sea luz blanca, muy directa y enfocada a cada espacio de trabajo.
“la luz debe respetar el color natural de los alimentos, por lo que es aconsejable que tenga una temperatura fría de unos 4000º Kelvin”.

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es si los muebles o la campana llevan su propia luz, “puesto que estas iluminaciones colaterales van a afectar al conjunto de luxes total de la cocina y habrá que tenerlo en cuenta para el diseño del proyecto lumínico global”
En zonas con menos requisitos de funcionalidad, como pueda ser el office, es recomendable una iluminación más cálida. “Una luz de unos 3000º Kelvin es la adecuada para la zona de comedor ya que en él puede que se realicen otras tareas.

iluminar corrctamente una cocina


“Tanto si se trata de una barra como de una mesa, recomiendo optar por luminarias suspendidas, ya que dará ese toque de calidez y confort que queremos para el comedor, además en el que podemos lucirnos con bonitas luminarias”.

iluminación de una cocina


El asesoramiento de un experto resulta clave para crear un proyecto de iluminación que nos ofrezca diferentes opciones en la cocina y responda a todas nuestras necesidades, incluso las que no sabemos que tenemos.

¡No te pierdas nuestros próximos artículos!







¿Quiere que le llamemos?