Solicitar Presupuesto

La iluminación como técnica en la arquitectura de interiores

Los diseños arquitectónicos destacan por tener características específicas que buscan generar un sinfín de sensaciones muy legadas al confort y a la tranquilidad. Estos detalles son perceptibles para todas las personas, y son los que marcan la diferencia entre un espacio bien planificado y pensado para transmitir algo en específico, y otro concebido sin ninguna planificación ni concepto arquitectónico previo.

Los materiales junto con sus acabados, texturas y tonalidades; la distribución de los espacios, flujos de circulación y permanencia que van más allá de lo tradicional y por supuesto, la iluminación artificial son quizás los elementos que más resaltan a simple vista en un espacio arquitectónico. Pero, justamente es este último elemento el que principalmente puede afectar la decoración, realzando, atenuando o variando los colores, las formas, las texturas y el espacio.

Es por ello que en la actualidad, dentro de la arquitectura y la decoración de interiores, se crean diferentes ambientes en un espacio a través del uso de varias técnicas y tendencias, y es acá donde destaca la iluminación arquitectónica ya ella se consiguen crear ambientes y separar espacios a través del manejo de la luz, desplazando las barreras arquitectónicas tradicionales.

Se basa en la luminotecnia, que trata el estudio y la producción de la iluminación específica para cada ambiente y junto con ello, su aplicación dentro del mismo, para así determinar su control y facilitar la practicidad y el confort. Es importante conocer las distintas alternativas de iluminación artificial y sus principales características para determinar cuáles son la que más se adaptan a cada proyecto. Es aquí donde entran 3 factores fundamentales: Las fuentes de luz, los tipos de iluminación, y los sistemas de iluminación.

Las fuentes de luz eléctrica varían y otorgan diversas tonalidades e influye directamente en la manera de percibir los colores. Estas se dividen en incandescentes de filamento, incandescentes halógenas, de descarga (fluorescentes) y las LED. Son estas últimas las más usadas en la actualidad por su facilidad de instalación y su bajo consumo energético, no sacrificando calidad.

La iluminación como técnica en la arquitectura de interiores

Por su parte, dentro de la definición de tipos de iluminación, existe la subdivisión aplicable para cada ambiente en específico: iluminación general para zonas de permanencia ó reunión, destacando tonos cálidos. La iluminación puntual o focal, direccionada hacia un ambiente de trabajo y por lo general en tonalidades más frías; y la iluminación de ambiente o de exposición con tonos variables donde se busca resaltar un objeto o elemento específico

La iluminación como técnica en la arquitectura de interiores

Por último pero no menos importante son cinco los sistemas para iluminar una habitación, que van definidos en base a la cantidad de luz directa, indirecta, difusa o una combinación de éstas que llega al ambiente o área en particular.

Iluminación habitación

Un buen planteamiento de iluminación arquitectónico permite conseguir sensaciones estéticamente agradables en pro del confort, gracias a diversas intensidades y tonalidades lumínicas; Crea, delimita y resalta espacios y ambientes, a través del uso de las sombras, los recorridos y las dimensiones de las fuentes de luz. También optimiza el gasto y el consumo energético, mediante el estudio de las actividades cotidianas del usuario y una propuesta óptima en cuanto a sostenibilidad, se traduce en ahorro e incremento del valor del inmueble.

91 307 12 07 ¿Quiere que le llamemos?